¿Por qué convirtieron a un hombre en diamante?

525 gramos de las cenizas de Luis Barragán, el arquitecto más importante de la historia moderna de México, forman ahora un diamante. Tiene 2,02 quilates, está sin tallar y es muy brillante, de un sutil tono azulado.

Luis Barragán es el arquitecto mexicano que fue convertido en diamante. Su muerte fue en 1988 cuando tenía 86 años, tras sufrir Parkinson. Dejó un gran legado por la particularidad de los edificios que construyó, al ser muy detallista con las luces y los colores. Sigue siendo una inspiración para los arquitectos de ese tiempo.

Nunca se casó ni tuvo hijos, sin embargo término dentro de un anillo de compromiso llamado “La propuesta”. Según la creadora estadounidense Jill Magid, no lo hizo para pedir a alguien en matrimonio, su intención es hacer que el único mexicano en lograr el Priztker “considerado el Premio Nobel de la disciplina”, regrese a su país de origen.

 

Post. David Mayén

ft. elmundo.sv