Los monos salvajes que roban y extorsionan a los turistas a cambio de comida

Viven en el templo Uluwatu en Indonesia y hay que tener cuidado ya que son rápidos para robar celulares, gorros o cualquier cosa que les sirva para intercambiar por comida.

Viven en el templo Uluwatu en Indonesia y hay que tener cuidado ya que son rápidos para robar celulares, gorros o cualquier cosa que les sirva para intercambiar por comida.

La isla de Bali, en una provincia de Indonesia, es un lugar paradisíaco, con hermosas playas de arena blancas y aguas cristalinas. En este lugar se encuentra el templo Uluwatu, dedicado a la veneración de la deidad de Rudra y que data del siglo XI.

Sin embargo, este lugar se está haciendo conocido por una curiosa banda de ladrones. Se trata de monos salvajes que roban a los turistas y los extorsionan a cambio de comida. Las personas deben estar atentas ya que en cualquier momento los animales saltan y se quedan con celulares, gorros o cualquier cosa que les sirva para después intercambiar por comida.

mono ladron 2 600

Y ojo, porque los macacos no se conforman con cualquier cosa. Se ha visto a algunos despreciar una banana y no entregar al “rehén” hasta conseguir algo de su gusto, como por ejemplo, un chocolate.

mono ladron 3 600

Este comportamiento ha llamado la atención de los científicos, quienes les sorprende que los animales puedan entender un concepto tan sutil como la extorsión. Uno de estos investigadores es Fany Brotcorne, de la Universidad de Lieja en Bélgica.

“Es un comportamiento único. El templo de Uluwatu es el único lugar de Bali en que se observa” señala y agrega que no sería una habilidad innata sino que un comportamiento adquirido que se ha transmitido de generación en generación, según señala el sitio República.

mono ladron 4 600

Por su parte, el primatólogo Frans de Waal indica que, por ejemplo, los monos capuchinos entienden el concepto de lo que es equitativo y lo que no. De hecho se enojan cuando se les intenta engañar con objetos de poco valor. Sin embargo, aclara que eso es distinto a que los macacos del  templo de Uluwatu hayan entendido lo que significa robar y el uso de la extorsión, según señala el sitio Gizmodo.

Fotos: Shutterstock

 

pixel