La Reina Isabel II tiene que aprobar el vestido de Meghan Markle

Ella no podrá decir: “Este es el vestido”. Meghan Markle está a días de ser la esposa del Príncipe Enrique y no podrá decidir cuál vestido llevará a este evento, si no es aprobado por la abuela del novio, nada más y nada menos que la Reina Isabel II.

La tradición manda que todas las novias de la familia deben mostrar el vestido a la Monarca, días antes del gran evento.

Aunque se sabe que las cartas están cargadas hacia un diseño de Ralph & Russ.

La exactriz tendrá dos outfits durante el gran día. Markle llevará un vestido durante la ceremonia y otro durante la noche en la fiesta, según ha afirmado Vanity Fair.

La boda será el próximo 19 de mayo en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor.

Post. David Mayén

ft. elmundo.sv