Señales y síntomas del parto prematuro

Foto:  eldiario.ec

Saber identificar las señales y síntomas de un parto prematuro es indispensable. Pues el bajo peso con el que puede nacer el bebé puede conducirle a la muerte. Por eso, en este artículo descubriremos en qué debemos fijarnos para acudir al médico ante la alarma inminente de un parto prematuro.

No todas las mujeres corren el riesgo de sufrir un parto prematuro. A menos que tengan alguna caída que lo provoque. Por eso, vamos a ver algunas circunstancias en las que es necesario prestar atención a cualquier señal o síntoma que indique que el parto se ha adelantado.

  • Antecedentes de parto prematuro: si alguien en la familia ya ha sufrido algún parto prematuro, es necesario prestar una mayor atención, ya que hay una probabilidad mayor de que suceda lo mismo.
  • Embarazo múltiple: gestar mellizos o gemelos puede aumentar el riesgo de que el parto se adelante. En estos casos, se requiere un control mucho mayor de la madre.
  • Peso por debajo de lo normal: cuando a las madres se les realiza un control de peso, esto es debido a que un peso por debajo de lo normal puede conducir a un parto prematuro. Por eso, seguir las indicaciones del médico es indispensable.
  • Infecciones urinarias: durante el embarazo se pueden presentar infecciones que requieren de un control mayor de la madre, ya que puede provocar el nacimiento prematuro del bebé.

Foto: fivrecoletos.com

Existen muchos otros factores de riesgo por los que un bebé puede nacer antes de tiempo. Por ejemplo, si la madre fuma, el líquido amniótico sufre alteraciones de volumen o tener antecedentes de hipertensión.

Señales y síntomas de parto prematuro:

Existen algunas señales inequívocas de que el parto está a punto de comenzar. Por ello, ante la presencia de cualquier sintomatología de las que vamos a exponer, es necesario acudir a urgencia lo antes posible.

  • Pérdida de líquido: si la madre nota pérdida de líquido debe acudir con prontitud al médico. Esto significa que la bolsa se ha roto con la consecuente pérdida del líquido amniótico.
  • Contracciones uterinas: contracciones regulares y frecuentes, una cada diez minutos.
  • Cólicos en el vientre: si las contracciones aún son leves, se pueden sentir unos dolores en el vientre que pueden confundirse con un dolor de barriga, sobre todo, si se acompaña de diarrea.
  • Cambios en el flujo vaginal: mayor cantidad o espesor, incluso cambios en el color.

Si la madre puede correr el riesgo de sufrir un parto prematuro no debe pasar por alto estas señales o síntomas. Incluso, un leve dolor en la parte baja de la espalda o presión en los genitales (como si el bebé estuviese presionando hacia abajo) pueden indicar un parto inminente.

Foto: ororadio.com.mx

Los peligros de un parto inminente:

Nuestra insistencia en prestar atención a esta sintomatología para asistir al parto lo antes posible viene dada debido a la gran tasa de mortalidad que rodea a este tipo de partos. Por eso, acudir al médico ante las primeras señales de alarma es indispensable para evitar este desafortunado desenlace.

Asimismo, se pueden intentar prevenir algunos problemas de salud debido a que el desarrollo del bebé aún no se ha completado. Por este motivo, las madres que tienen riesgo de que se les adelante el parto deben evitar fumar, descansar lo suficiente y mantener un peso saludable. Toda precaución será poca.

Foto: embarazoymas.net/embarazo

Tomado de: mejorconsalud.com